Tórtola de Henares-Guadalajara--Castilla La Mancha--España--Europa-

Los primeros vestigios datan de la época prehistórica con los asentamientos de La Talayuela en el margen izquierdo de la orilla del río Henares que corresponde a Tórtola.

Hay asentamientos, así mismo, de la época de los íberos y celtíberos con restos de poblados en el Barranco de Valles (noroeste de Tórtola), también muy próximo al Henares, donde estos primeros habitantes desarrollaron su vida.

Así mismo hay referencias de las monedas y restos de utensilios romanos encontrados en el cerro de la iglesia, donde, efectivamente, parece un enclave propio para divisar el horizonte ante posibles acechos.De la época medieval hay pocos vestigios, pero se han encontrado piedras grabadas como estelas funerarias que se conservan en la iglesia y que denotan que esta pertenecería o estaría a disposición de los nobles de la época que estuvieran posteriormente enterrados en la zona de la pared noreste externa (pared detrás del altar mayor). De la iglesia, en esta época, se ha encontrado documentación de la diócesis de Toledo, a la que pertenecía Tórtola y a la que perteneció hasta mediados del siglo XX que pasó a la diócesis de Sigüenza, en la que enviaron artesanos y se hicieron reparaciones en el retablo de la iglesia de nuestra localidad. También se ha encontrado alguna referencia de época medieval relativa a escuderos en los que se ponía el nombre y detrás “el apellido” de la época, que en muchos casos era el pueblo o la zona de donde venía, así se han encontrado diversos nombres con el apellido… de Tórtola.El nombre de Tórtola, proviene de Torela o Tortolla y se han documentado en planos a nivel de la zona donde aparece con estos nombre en el siglo XII, dándole el significado de torre pequeña, quizá porque no se distinguió ningún noble en grandes servicios a la corona y se pobló , como argumentan algunos, con los cristianos y moros que expulsaban de Hita a través del arciprestazgo y los señoríos y es por ello, que en Tórtola no se encuentran fácilmente escudos nobiliarios ni solariegos, aunque se han encontrado documentos a nivel de bocetos y mapas generales de España ( S-XV –XVI) en los que aparece Tórtola, posiblemente por encontrarse en el camino real de Navarra, por donde pasaban las personalidades de estas épocas y descansaban en lo que se llama la zona de El Parador (con olivar y casonas antiguas de construcción toledana, con muros y verdugadas en ladrillo que servían de refuerzo y sostén del barro, tierra o piedras de relleno que cerraban las paredes).En los siglos XV y XVI perteneció a la realeza de los Austria y fue el rey Felipe IV quien vendió Tórtola al Duque de Pastrana por 6.000 ducados por legua y 15.000 maravedíes por vecino. En esos años había 187 vecinos.

Perteneció posteriormente, al alfoz o Común de Villa y Tierra de Guadalajara, y a él siguió perteneciendo hasta el siglo XVII. En la segunda mitad de esta centuria lo vemos en posesión y señorío de don Gaspar de Sandoval Silva Mendoza y de la Cerda, hermano del duque del Infantado y Pastrana don Gregorio María Sandoval Mendoza y de la Cerda .Fue este señor de Tórtola también dueño de Sacedón, pasando luego ambas villas a los estados del duque del Infantado, que en el siglo XVIII los tenía como acrecentados de sus dominios tradicionales. Así continuó hasta el siglo XIX. De interés entre otras cosas destacan algunas grandes bodegas o cuevas, subterráneas, para guardar el vino, que es abundante y de calidad por el término. También la iglesia parroquial, en lo más alto del lugar, muestra una estampa bella, con un atrio porticado de arcos semicirculares de ladrillo, en un estilo renacentista popular muy propio de la comarca. Iglesia XVI reconstruida, Casa Moya (Neomudejar), ermita del XIV (reparada), fuente vieja, fuente nueva y lavadero del XIX.A partir del siglo XXI ha aumentado sensiblemente su población, rozando los 1.000 habitantes, debido al desarrollo industrial y residencial de la zona norte del Corredor del Henares y a la mejora sustancial de las comunicaciones con la llegada de la R-2 desde Madrid, que desemboca en la confluencia de la N-II (Km 61) justo en el empalme la carretera CM-1003 que también ha sido reparada convenientemente y que deja a Tórtola a 5 km. de esta confluencia. Información recopilada y cedida por Asoc. Cultural Torela

Información recopilada y cedida por Asoc. Cultural Torela

Logo escudo ayuntamiento de Tórtola de Henares
SUBIR